Soy una persona como tú, como la que conociste ayer en un bar”

“Me he equivocado, he cometido errores y he aprendido a vivir. He viajado, me he enamorado y he tenido hijos. Me he divorciado, he ganado y perdido dinero y he hecho alguna tontería. No somos tan diferentes, ¿no?

Lo único que me diferencia de muchos de los que me leéis, es que he aprendido a ver el lado bueno de las cosas. He ejercitado mi interior para poder decir orgulloso que lo que más feliz me hace es ayudar a los que tengo a mi alrededor.

Pero no fue una tarea fácil. Los excesos y la buena vida muchas veces nos hacen ver nublosa la realidad y nos hacen decantarnos por el camino equivocado. El truco está en pararse, mirarse al espejo y decir, ¿estoy satisfecho conmigo mismo? Hace unos años mi respuesta era no. Y entonces me pregunté, ¿qué cosas me quedan por hacer?

A partir de ahí, inicié un camino al que te quiero invitar. Es un juego divertido, en el que pondrás a prueba lo más importante de ti mismo: tu honestidad. Déjame ayudarte a encontrar esas cosas que te faltan para levantarte contento por la mañana e irte a dormir con una sonrisa de las de verdad.
Cuando terminemos te habrás dado cuenta de que ser feliz cuesta mucho menos de lo que nos cuentan en las películas, y que no es tanto un objetivo sino una forma de llevar el día a día. Te espero cada día a la hora que quieras para emprender ese camino en el que –por una vez– tú serás el protagonista”.

 

firma_limpia